Noticias

La economía chilena acelera el crecimiento en primer trimestre 2018

La economía chilena acelera el crecimiento en primer trimestre 2018

Según el IMACEC, indicador adelantado de la actividad económica, el crecimiento en marzo 2018 ha sido del 4,6%, el mejor valor mensual en cinco años. Parece confirmarse así una senda de mayor dinamismo tras los crecimientos de enero (3,5%) y febrero (4,0%). A destacar el sector minero, con un crecimiento en febrero del 17% y del 27% en marzo, aunque hay que recordar la huelga en la mina La Escondida, la mayor del mundo, en la primera parte de 2017. Además, el precio del cobre se ha consolidado por encima de los 3$, cuando hace un año era solo ligeramente superior a los 2,5$. No obstante, la actividad no minera también muestra un mayor dinamismo, aportando 2,8% al crecimiento mensual.

La fortaleza del dólar incrementa la volatilidad del peso.

La subida de los tipos de interés en EE.UU, las expectativas de una mayor inflación e incluso el efecto contagio de la crisis del peso argentino forman un coctel que genera turbulencias a los mercados cambiarios latinoamericanos, incluido el peso chileno, que ha perdido en el último trimestre el 6,6% frente al dólar y ha alcanzado su menor valor de los últimos cinco meses. Esta depreciación, aunque contribuye a mejorar la competitividad cambiaria del país, afecta negativamente a la inflación a través de las importaciones. No obstante, los precios permanecen contenidos por ahora.

Mejoran las previsiones.

El Banco Central ha elevado sus previsiones de crecimiento para este año a un rango entre el 3,0% y el 4,0%, frente al rango anterior del 2,5%-3,5%. Esta revisión se basa en un mejor escenario externo, las favorables condiciones financieras, los datos de los primeros meses del año y los mayores precios del cobre. No obstante, los datos coyunturales están influidos por el mayor número de días laborables, así como por la huelga en la mina La Escondida en 2017. No obstante, el recorte fiscal anunciado por el Gobierno puede restar empuje a este crecimiento. Si se consolida este ímpetu, el banco central podría elevar los tipos de interés a finales del presente año si la inflación se acelera.

Plan de austeridad para los próximos años.

 En un giro radical, el Gobierno de Sebastian Piñera ha anunciado un plan de recorte de gastos de 4.600 millones de dólares para el periodo 2018-2021. El plan se suma al recorte de 500 millones ya anunciado en marzo y que era de aplicación en las empresas públicas. Para este ejercicio, la rebaja representa un 1,6% del presupuesto aprobado. El objetivo es la contención del déficit público, que en los últimos dos años ha presentado valores próximos al 3% y que venía de tener incluso saldo positivo a principios de la década. Como consecuencia de estos déficits, la deuda pública ha escalado hasta el 25% en 2017.

 

Fuente : Cesla , Centro de estudios latinoamericano.